Los vinos atlánticos y misteriosos de Colares

viña en arena calcáreaBasta detenerse un momento en cualquier pueblo de Sintra, sentir el viento irreverente, la humedad y el frío penetrarte hasta los hueso y ver esa bruma misteriosa que caracteriza los días en este hermoso rincón atlántico, para entender el carácter de sus vinos. A todo esto le sumamos que los suelos en la parte litoral, son arenosos y que la vid está plantada para que se sostenga por sí misma, protegidas por vallas de caña (sistema de conducción del viñedo llamado “vaso”). No es difícil imaginar como estas uvas crecen defendiéndose de las agresiones climáticas que moldan su personalidad casi guerrillera.

Cepas D.O.C. Colares, exclusivo para suelos de arena

En estos suelos se cultivan las cepas Ramisco para los vinos tintos y Malvasia para los blancos. Estas cepas son las únicas autorizadas para obtener el D.O.C. Colares. Para ésto,  existen una serie de requisitos de los cuales no hablaré en esta ocasión.

Cepas D.O.C. Lisboa, vinos de Colares de suelos calcáreos/arcillosos

En la parte interior de la zona delimitada de Colares, el suelo es calcáreo-arcilloso, suelo duro o chao rijo en portugués, donde se cultivan cepas locales autorizadas como Castelão y Molar para tintos, Arinto, Gallego Dourado y Jampal para blancos. Estas cepas y las características del suelo reciben la denominación de vino Regional de Lisboa. Ésta también admite otras cepas nacionales y extranjeras.

Como resultado tenemos uvas con gran acidez y mineralidad, taninos y carácter fuerte que necesitan de tiempo, así como reposo en madera y botella por largos años. Este contraste entre lo salvaje y lo sofisticado nos regala vinos que aúnan tanto elegancia como fuerte personalidad. Colares es una zona viticultora muy pequeña que produce una limitada cantidad de vinos, lo que lo hace aun más especial.

Explorar los productores de vinos en Colares

En esta zona, entre el mar y la sierra de Sintra, podemos encontrar productores como la Bodega Regional del Colares, Casal  Santa María, Bodega Viúva Gómes, Fundação Oriente, Bodega Beira Mar, Maré et Corvus, Ramilos Wines, Baias e Enseadas, entre otros. Gracias a los esfuerzos por divulgar y promocionar estos vinos, la zona de Colares está posesionándose como una de las grandes zonas vinícolas de Portugal e cada día nacen nuevos productores con vinos que expresan la atlanticidad de su terroir.